Cañón del río Ubagua: un sendero bonito con un nacedero con aguas cristalinas perfectas para un chapuzón

Si lo que estás buscando es una bonita excursión con final refrescante, o lo que es lo mismo, un chapuzón en el río, este post te interesa. El cañón del río Ubagua es la ruta que necesitas.

cañon rio ubagua

Es la ruta que hicimos ayer, un caluroso día de finales de mayo. Aunque en realidad no hicimos la ruta completa, tan sólo el comienzo, porque es lo que tiene empezar a las 7 de la tarde la excursión, que entre el baño, los juegos, las piedras y demás entretenimientos, no nos dió tiempo a más. Aunque tampoco era el propósito.

Os voy a dar los datos prácticos de la excursión y luego nuestra experiencia

Datos prácticos excursión

cañón río ubagua

Lugar de partida: Riezu, en tierra Estella, (a 35 minutos de Pamplona).

Duración: unos 10 kilómetros ida y vuelta. Nosotros no la completamos, hicimos un par de kilómetros (aunque nos quedamos con ganas de más). El primer tramo apto para silletas.

Edad: Apto para todas las edades.

Nuestra excursión

Llegamos a Riezu a eso de las 6:30 de la tarde. La ruta parte del final del pueblo, por lo que conviene dejar el coche ahí aparcado. Nosotros lo dejamos en una placita.

Nada más salir del pueblo (no tiene pérdida, es continuar la única carretera principal) enseguida vemos el agua y en un par de minutos llegamos al puente, donde una presa convierte al río en una zona de baño. Aquí vimos un montón de gente bañándose.

¿Nos damos un baño?

Nada más cruzar el puente, hay que girar a la izquierda y atravesar la puerta de metal. Comenzamos a andar por el camino y enseguida nos encontramos con una zona verde a la izquierda en el margen del río, que el día que fuimos, primer sábado que nos permitían salir del municipio y con una temperatura de 28 grados, estaba llena pero llena de gente pasando la tarde en plan picnic. Esta es la zona cuando volvíamos de regreso a las nueve de la noche…

cañon rio ubagua

Tuvimos suerte un poquito más adelante y encontramos una zona donde no había bañistas. Por aquí seguimos cumpliendo la norma de mantener la distancia social a rajatabla por lo que siempre buscamos lugares despoblados. Hora de chapotear. El agua helada, que estamos hablando de un nacedero, pero limpia y cristalina. Me gustó porque en la parte que estuvimos no cubría por lo que los peques pudieron estar tranquilamente caminando y jugando por el río.

cañón río ubagua

A pasear!

Tras el baño y el bocata para merendera, llegó la hora de empezar el paseo. Pero primero, tocaba disfrutar del puente colgante que hay justo en la zona de baño. Lo qué se movía el puentecito y cuánto disfrutaron mis peques.

El inicio del paseo es una senda ancha de piedrilla pequeña y suelta apta para silletas. Un paseo agradable al lado del río con unas vistas muy bonitas.

Unos 15 minutos más adelante encontramos otro espacio en la orilla con piedras y una pequeña zona verde. Nos pareció un sitio estupendo para hacer un picnic. Hora de practicar chipi-chapa.

cañón río ubagua

Seguimos caminando y encontramos una fuente bonita, y un puente (que no hay que cruzar), y un árbol-mirador, y volvimos a encontrar una zona para poder disfrutar de nuevo del río. Esta vez la aventura consistió en cruzar al otro lado, pero antes tuvimos que “rellenar” lagunas con piedras para poder poner los pies en seco.

cañón río ubagua

A los 15-20 minutos de caminar (aunque pierdo la cuenta con tanta parada), el camino se vuelve más angosto, más boscoso y más bonito. Ya no es apto para silletas y, aunque nos apetecía muchísimo seguir caminando, el atardecer nos avisaba que era hora de regresar. Apuntado en la lista de pendientes para otra ocasión. Volveremos.

cañón río ubagua

A la vuelta, volvimos a disfrutar de bonitas estampas. Las aguas cristalinas, la presa…

Disfrutar del atardecer por este camino fue una maravilla. Poder caminar por el campo, sin mascarilla, sin tener que esquivar a gente para mantener la distancia fue un regalo.

cañón río ubagua

Nos encantó la excursión. Y todo lo que me gusta lo comparto por aquí para que lo disfrutéis vosotr@s también!

Pero qué bonitos son nuestros montes!

Cerca de la zona, hay una casa rural que os recomendé el otro día. Un lugar perfecto para una escapada en verano. Se llama la Madriguera de Tomaso, una casa rural con salas de juego perfectas para los peques y con un montón de excursiones y planes familiares por la zona. Puedes leer aquí el post.

 

Felices paseos por el Cañón

Y si te interesan los paseos por el monte familiares, puedes echar un vistazo a los siguientes post. Y ya sabes, si no quieres perderte nada….suscríbete a la newsletter!

paseos niños navarra

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *