Conociendo a Idoia, del blog “Y además mamá”

Hoy quiero hablaros de otra bloguera navarra que sigo desde hace tiempo. Ella es Idoia, del blog “Y además mamá”, una mamá de dos niños que nos cuenta su maternidad en episodios bonitos que da gusto leer. Tiene artículos con los que me he reído, otros con los que me sentido identificada y acompañada, otros que me han resultado muy interesantes…. Como ella dice, es un blog de una mamá primeriza que le pone sentido de humor a la maternidad.

A Idoia le gusta tejer, las manualidades, quiere tener un huerto urbano, los cuentos que recomienda me encantan… sin conocernos compartimos muchos intereses y tenemos una visión muy parecida sobre la maternidad. Así que como yo quería conocerla un poco más, me puse en contacto con ella para que contestara a mi entrevista. Y contestó. Así que os dejo con ella:

Entrevista a Idoia, del blog Y, además, mamá

1- Cuéntanos….¿qué encontramos en tu blog?

Últimamente pocas entradas actualizadas, porque lo tengo bastante desatendido y en periodo de reflexión. Pero tirando de archivo está toda mi historia de maternidad, que no es poco. Prueba, ensayo y error, se podría decir. Creo que hay bastante humor, situaciones personales y reflexiones y mucho sobre literatura infantil, porque en casa nos encanta leer. El blog ha cambiado mucho en estos casi cinco años de andadura, unas veces le he dedicado mucho más tiempo que otras, pero siempre ha sido mi rincón de experimentación y de desahogo, por qué no decirlo.

2- ¿Por qué nació tu blog?

Lo abrí cuando mi hijo iba a cumplir casi un año. En aquel momento sentí la necesidad de escribir sobre todo lo que me estaba pasando, también como una forma de expresarme y desahogarme. Yo me dedico a escribir, pero sobre temas más serios, así que realmente me apetecía mucho cambiar de registro. A través del blog descubrí muchas cosas y a muchas personas detrás, hay una comunidad muy valiosa ahí detrás. Después me centré profesionalmente más en el mundo online gracias al blog, primero, y a mi trabajo (blogs y webs, redes sociales, otras herramientas…) después y todo esto me vino bien. También aproveché el blog para hacer muchísimas fotos, que es algo que me encanta, plasmando mis inquietudes y las cosas asombrosas que descubría de mis hijos de una forma más gráfica.

3- ¿Qué le pedirías a Pamplona si fueras niña?

Pamplona ya es una ciudad muy familiar y tranquila, con muchas zonas verdes y muchos parques infantiles. Pero por pedir sí que le pediría que los restaurantes estén más adaptados a los niños (baños con cambiador, más tronas…) Aunque esto realmente está cambiando. Sí que me gustaría que los menús infantiles no fueran siempre lo mismo (macarrones y lomo o nuggets) y que incluyeran también merluza rebozada, por ejemplo, u otras opciones diferentes y más saludables. Me gustaría también que la ciudad tuviera más carriles bici y que andar en bici por ella fuera más común, y que hubiera algún espacio cerrado para estar en invierno que no sea únicamente el parque de autobuses viejo (que suele estar bastante masificado).

4- Tu lugar preferido de Pamplona cuando eras niña. El lugar preferido de tus hijos.

Creo que mi rincón preferido cuando era niña es la Taconera, y creo que también el de mis hijos. Espacios verdes, animales en semi-libertad, parques infantiles y un kiosko con chuches, ¿qué más le pueden pedir? Aunque si le preguntas a mi hijo, quizá te diga que prefiere la Plaza del Castillo, porque sabe que siempre que vamos le compro un helado. Otro de mis lugares favoritos es la Ciudadela, un lugar mágico por su tranquilidad. Parece mentira que tengamos un rincón así, tan poco concurrido, en el centro de la ciudad.

5- El mejor sitio de Pamplona para….

     * Comprar un juguete: jugueterías como Baga Biga, EurekaKids, Dideco, Imaginarium…
     * Comprar un cuento: yo suelo encargar el que quiero en la librería del barrio o me escapo a Elkar. Pero para elegir entre un montón de títulos, mejor La Valeta o Chundarata.
     * Jugar al aire libre: el parque Yamaguchi
     * Comerse una tortilla/croqueta/pintxo: cualquier bar de lo viejo de Pamplona. Para darme un capricho, me voy al Gaucho, por ejemplo.

6- El cuento preferido de tus hijos (pueden ser varios….me encanta escuchar consejos literarios).

A la pequeña le gustan todos sus libros y los de su hermano, y al mayor le gustan todos y va cambiando de libro preferido de vez en cuándo. Suele merendar siempre con un tebeo de Ásterix. Ahora mismo el que más me pide que le lea por las noches es uno que tenemos sobre preguntas del cuerpo humano, porque le encanta saber cosas sobre virus y bacterias. En junio le regalé éste de Anatomía y creo que vamos a sacarle mucho provecho. También les gusta mucho, -supongo que porque saben que lo escribí yo y que a mí me encanta que me lo digan-, el Mini de ‘El oso que comía helados‘. Lo hemos leído un millón de veces y les sigue haciendo gracia.

7- El juguete preferido de tus hijos.

Con lo que más juega mi hijo es con sus animales de plástico (tipo los de Schleich). Tiene muchísimos animales de granja y salvajes, dragones, dinosaurios… Es el juego que más le entretiene y con el que lleva más tiempo enganchado. La pequeña, de dos años, juega más con las cosas de su hermano que con las suyas. Tiene construcciones, puzzles y muñecas, pero lo que más le gusta son los peluches y los libros.

8- La vida de madre requiere paciencia y organización, mucha organización….comparte un consejo infalible que te ayude en tu día a día.

No tengo ningún recurso extraordinario, salvo apuntarme las cosas y hacer listas de lo que tengo pendiente. Creo que la clave de la organización está en el orden, o eso intento. Además, lo que apuntas en una agenda o en el calendario te lo borras de la cabeza y te desestresa. Tachar cosas de las listas es algo que me encanta y me da paz.

9- Comparte una pequereceta saludable con nosotros. 

No soy muy cocinillas, o casi nada, así que comparto una de las pocas recetas que tengo publicadas en el blog pero que siguen triunfando en mi casa: milhojas de calacín con jamón y queso.
Últimamente me he aficionado a los espaguetis de calabacín (se nota que me encanta esta verdura). Si les echas tomate y queso rallado parecen un plato de pasta. Son buenísimos para que cenen los peques.

10- Y, por último, una pregunta sin niños… Recomiéndanos un sitio de Pamplona para una cena sin niños, bien con tu pareja, con tus amigos…

La verdad es que en cualquier sitio se está bien de escapada sin hijos, sea con pareja o con amigas. No podría decirte un restaurante sólo, depende del plan y del presupuesto, en general se come. Me gusta mucho El Merca’o, ¡aunque hace muchísimo que no voy! El restaurante Mixtura, en Huarte, me ha gustado mucho, por cómo está ambientado y por su cocina tan original y diferente.

Gracias Idoia!

Os dejo el enlace a su blog aquí.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *