Coronavirus: mis planes con los peques los próximos días

Os voy a contar los planes que tengo para estos días con los peques, por si os sirve de inspiración.

Cuando el coronavirus entró en nuestras vidas, mejor dicho las colapsó, y el horizonte se llenó de horas caseras con peques en casa para entretener, se me ocurrió cambiar la agenda Pompaeli con planes exteriores por planes interiores, haceros sugerencias e ideas para hacer con ellos, actividades para ocupar las horas que antes disfrutaban en los parques y el patio. Pero conforme avanzaban los días y las redes sociales se iban llenado de propuestas divertidas y originales, las ganas de hacer ese post iban decreciendo. Incongruente lo sé: a más planes, menos ganas de compartirlos. De repente, me aturullé con tanta cosa.

Iniciativas preciosas de conciertos musicales, cuentos gratuitos para leer online, enlaces a webs de manualidades, páginas educativas gratuitas (hice un post sobre esto hace una semana)…. los grupos de whatsapp repletos de enlaces a actividades chulísimas.

Pensé en ordenar todo, agruparlo por tipo o por edad pero….¿sabéis? Sigo aturullada, desbordada de enlaces, descargables y citas interesantes y como no veo por dónde cogerlo, he decidido compartir solamente los planes que tengo yo para hacer con mis peques.

Plan 1: Disfrutar de estos juegos de mesa que nos regalan 

Varias editoriales españolas han liberado juegos de mesa para que podamos disfrutarlos. Dicho de otra manera, puedes descargarte totalmente gratis el juego. Os cuento bien:

  • La mayoría de ellos son tipo carta, aunque alguno he visto que se necesita fichas, pero seguro que algo apañamos. Lo que descargas son unos documentos con las instrucciones de juego y las cartas. Así que toca recortarlas y plastificarlas (si no tienes plastificadora puedes pegarlas sobre una cartulina para que sean más consistentes).
  • La página web de juegos “El club de Dante“, ha hecho una recopilación de todos los juegos, con los datos principales y el enlace que te lleva directo a la descarga de archivos.
  • He probado a descargarme uno (que soy un poco desconfiada con esto de “tedoyalgogratis”) y los únicos datos que me han pedido son el nombre, un correo, calle y ciudad y código postal. Ni DNI, ni teléfono ni cuenta bancaria.

El el recopilatorio hay 22 juegos con edades para todos los gustos: a partir de 10, a partir de 8 (la mayoría) y a partir de 5. He hecho un barrido y os dejo mi selección:

Zumos: es un juego en el que tendrán que combinar frutas para obtener zumos que les de la máxima puntuación posible. A partir de 8 años.

Caravana al oeste: el objetivo es conseguir la ciudad más próspera del oeste. Pon la primera piedra e intenta conectar territorios. A partir de 8 años.

Catchup&Mousetard: combina los ingredientes para obtener platos de comida rápida para llegar a la meta y puntuar más que los demás (creo que resultará parecido al de Zumos). Explicación aquí. También a partir de 8.

Berridos: Juego de agilidad visual donde tendrás que recordar el sonido de cada animal. Dicen que parece fácil pero no lo es y hablan de risas aseguradas en todas las webs.  Bebé a Mordor lo explica muy bien aquí. A partir de 5.

Hay otro también con muy buena pinta y a partir de 5 años que se llama “Storytelling“, un juego para los más pequeños de la casa donde se combina narrativa con la memoria de los jugadores que tendrán que descubrir dónde están las piezas que dan vida al juego.

Y así hasta 22. Echad un vistazo porque hay muchos más que tienen buena pinta. Os dejo el enlace aquí:

RECOPILACIÓN JUEGOS DE MESA GRATIS

(Nota: acabo de terminar de imprimir, recortar, plastificar y volver a recortar lo plastificado. Dos horitas haciendo “manualidades”. Espero que Berridos sea divertido).

(Edito Nota 2: las cartas se transparentan por detrás por lo que es fácil hacer trampa. El pequeño se ha picado mucho muchísimo así que ha habido más lágrimas que risas, la verdad. No hemos acertado con el juego! Probaremos otro).

Plan 2: de cámping!

Este fin de semana en Villa Pompaeli nos hemos ido de cámping…..al salón!!! Nos apetecía romper la monotonía de los días y hacer algo diferente el fin de semana. Y como Mahoma no puede ir a la montaña……que el cámping se venga a nuestro salón.

Os cuento la experiencia (lo bueno y menos bueno):

  • Lo buenísimo para todos: bueno, qué decir que lo más bueno y bonito de esto ha sido que los peques lo han disfrutado mogollón. Dormir en el salón apretujaditos en una tienda sobre el colchón y con los sacos (he de decir que el segundo día pidieron los edredones) y comer en la mesa del camping (esto ha sido por fuerza mayor porque la mesa del comedor estaba bloqueada por la tienda de campaña, je).
  • Lo buenísimo para ellos: como no cabíamos los cuatro en la tienda, uno ha dormido fuera en un colchón. Y ahora imaginaros la situación. Dos sofás y dos colchones en un mismo espacio. ¿Qué incita eso? Seguro que ya estáis visualizando a dos niños saltando del sofá al colchón para coger impulso y hacer una voltereta en el aire al otro colchón. El fin de semana el salón ha sido a ratitos un campo de gimnasia y boxeo.
  • Lo parte no tan buena: el primer día me tocó dormir en la tienda con ellos. Dormirnos apretaditos los tres nos encantó. Pero despertarte a cada poco con uno que quiere que le recoloque el saco, otro que se está cayendo por el borde y que tiene frío, un ataque de estornudos con mocos y ¡no hay pañuelo a mano! y a las cuatro de la mañana acordarte que no habíamos dejado nada por el diente caído por la tarde y tener que levantarte a por el detallito….pues eso no moló tanto.

A pesar de estas pequeñas molestias…..el camping compensa! Y mucho!! Y ya estamos pensando en la siguiente escapada.

 

Plan 3: un juego de escalera casero y divertido

De los tropecientos mil juegos que me han enviado o he visto por las redes, hay uno que me ha llamado la atención y me apetece ponerlo en marcha. Llevo con la idea una semana y todavía no he sacado un ratito! ¿No os pasa que tenéis todo el día ocupado? Que yo al principio de la cuartentena pensaba que iba a tener tiempo para leer, para aburrirme, para hacer pequeñas chapuzas y, de eso nada!

Este juego es perfecto para peques desde los 2-3 años porque, al elegir nosotros las pruebas, las adaptaremos a sus capacidades y habilidades.

Para hacer el juego de escalera casero y divertido basta tener una cartulina, un rotulador y un poco de imaginación. Dibujaremos las casillas con forma de camino con una casilla de inicio y una de meta. Por el camino dibujaremos las celdas y las escaleras. Vamos, lo que viene siendo un juego de escalera tradicional.

La diferencia es que en cada casilla vamos a poner una prueba, que puede ser algo divertido, algo físico….lo que queramos!

Para que os hagáis una idea de qué va, os dejo este ejemplo relajante de Hippy Kids Yoga,  que por cierto venden la plantilla en su web si a alguien le interesa (click en la imagen).

El que yo he pensado es algo más activo. Os disparo mis ideas de casillas: da cinco saltos como una rana, invéntate un paso de baile, vete corriendo hasta tu cuarto y vuelve, pon una mueca, muge como una vaca, salta a la pata coja, inventate una palabra nueva, haz el pino, haz tres flexiones, toca la cabeza con tu pie, ….

También se puede crear uno emocional: di algo bonito de la persona que tienes a la izquierda, ¿qué te enfada?, ¿qué te pone contento?, di una cosa que te de vergüenza, abraza a tu compañero de la derecha….

Y hasta aquí mis planes para la semana, o para los siguientes 15 días! Que aquí ya tenemos una rutina cogida y tampoco nos sobra mucho tiempo!

Feliz semana a tod@s. Ya queda un poquito menos para vernos por los parques de Pamplona.

Plan 4: hacer un móvil decorativo de dinosaurios

Al pequeño no le hacen mucha gracia las manualidades, pero yo no dejo de intentarlo! Así que uno de mis planes para esta semana es hacer un móvil de dinosaurios con arcilla polimérica, este material parecido a la plastilina pero que se endurece en el horno y queda “parecido” a la cerámica.

Os enseñaré el resultado la semana que viene!

Hasta entonces, que paséis la semana lo mejor posible. Que los días empiezan a pesar y las predicciones del tiempo que vienen no van a ayudar mucho al ánimo. Pero iremos tachando días en el calendario y soñando porque pronto podamos disfrutar de las calles!

Ánimo familias!

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *