Coronavirus: todo lo que tenemos que saber contado por una médico de familia. Entenderás el por qué de la alarma y por qué tenemos que hacer piña y esforzarnos para derrotar a este “rey” virus”.

Vídeos de anestesistas dando consejos, audios con información, chistes sobre el papel higiénico…. seguramente tu móvil solo pita para hablar del Coronavirus. Te habrá llegado información de todo tipo y ya no sabes qué creer,.

Hace tres días recibí un mensaje de mi amiga Mai, la médico de la cuadrilla, la colaboradora sana del blog (helados saludables, consejos para tomar el sol…):  que decía “¿Qué te parece si escribo sobre el Coronavirus?, tengo la necesidad de contar mil cosas?” . Mi respuesta fue un contundente “por supuesto, tienes Pompaeli a tu entera disposición para contar lo que quieras y deseando estoy leerlo”.

Así que aquí va el artículo de una médico de familia, la médico de la cuadrilla, la que nos ha informado durante estos días de todo lo relacionado con el Coronavirus, mi fuente fidedigna, que ahora mismo está en la primera línea de batalla intentando contener la propagación del dichoso virus, con mucha información útil, con explicaciones que a mí me han ayudado a entender muchas cosas, recomendaciones y consejos y con una visión muy realista del tema.

Os recomiendo mucho muchísimo su lectura:

CORONAVIRUS (contado por una médico de familia pamplonesa)

(ESCRITO EL 12/03/2020. VER ACTUALIZACIÓN 15/03/2020 MÁS ABAJO)

Por si no tuvieras suficiente con el monotema en todos los medios de comunicación y conversaciones callejeras aquí estoy yo, colonizando Pompaeli con el coronavirus. Lo hemos ido viendo desde la lejanía, casi como una película (o culebrón) donde veíamos nuestro futuro. Y hoy (12 de marzo) ya se han suspendido las clases y nos esperan unas semanas con probablemente futuras restricciones laborales y de movilidad. He pensado que estaría bien dejar algunas ideas claras sobre qué podemos hacer todos para mejorar la situación. Porque cuando una infección alcanza esta magnitud todos tenemos un papel importante a la hora de disminuir la transmisión del virus. Seguro que a estas alturas eres todo un experto/a en el virus, cómo se transmite, la famosa curva de transmisión de la enfermedad… Hasta hace poco las medidas estaban encaminadas a intentar que se extinguieran los casos, no hubiera más contagios y se acabara la enfermedad, como se hizo con otros coronavirus previamente (el SARS y el MERS), pero visto el avance de la enfermedad y que ya se considera una pandemia mundial el objetivo ya no es ese. Ahora se asume que se va a contagiar mucha gente, pero se intenta conseguir que los contagios no sean tan rápidos, para no colapsar el sistema sanitario, el famoso “aplanar la curva”.

 

La mayoría de las infecciones (en torno a un 80%) van a ser leves, pero el 20% restante puede precisar ingreso hospitalario, una parte de ellos en UCI (5% aprox). Las camas de UCI no son numerosísimas, y además del coronavirus va a seguir habiendo otras patologías, por lo que si de repente se contagia mucha gente a la vez, ese 5% pueden ser muchas personas y desbordar la capacidad del sistema para atenderlas. Cuanto más lenta sea la aparición de nuevos casos más tiempo dará de dar de alta a los que se vayan recuperando y podremos utilizar esas camas para los nuevos infectados (hablo de los ingresados, insisto, el 80% va a tener síntomas leves y no entra en esta ecuación!)

 

¿Y cuál es nuestro papel? ¿Cómo se aplana la curva?

Los que salgamos de casa para ir a trabajar o para ir a comprar u otras causas de fuerza mayortenemos que seguir estas recomendaciones:

Lavado de manos: conforme entremos por la puerta de casa, sin tocar nada antes. Lo ideal, si está disponible, es lavarse con agua y jabón. El gel hidroalcohólico tiene sentido para las situaciones en que no disponemos de agua ni jabón. Pero no es esencial. Si no tenemos, siempre podemos lavarnos las manos en un baño o en una fuente (se puede llevar encima un botecito de jabón), o evitar tocarnos la cara ni otras cosas como el móvil antes de lavárnoslas bien. Hay múltiples estudios sobre el lavado de manos y nos dicen que lo hacemos mal, incluso el personal sanitario. Y que cuando se hace bien se reducen muchísimo los contagios. Los niños son perfectamente capaces de aprender la técnica, y si lo hacemos de manera divertida, cantando una canción (para que el lavado de manos dure lo suficiente) lo hacen encantados. También se ha visto que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, aunque no parece que la propagación por esta vía sea muy alta. Una razón más para lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.

Como cuando explicamos las cosas a otras personas se nos quedan más grabadas les propuse a mis hijas y a mis sobrinos que les enseñaran a sus abuelos cómo se lavaban las manos, que ellos no sabían. Les pareció una idea genial. Así maté dos pájaros de un tiro, ellos se lo aprendían bien y se sentían orgullos de enseñarlo, y los abuelos -que son los que tienen más riesgo- prestaban más atención, que a mí no me hacen mucho caso, pero a sus nietos por supuesto que sí. A día de hoy ya no podemos (ni debemos) ir a ver a los abuelos, pero siempre se puede hacer una videollamada o mandar un vídeo por whatsapp.

Distancia social: mínimo un metro. Me ha encantado ver en la panadería de al lado de casa como hacía la gente la cola en la calle, separados, y sólo estaba dentro una persona comprando el pan, cuando salía entraba la siguiente. Eso demuestra respeto por los demás, y sobre todo por quien está trabajando, que es la persona más expuesta. No se debería tampoco ir a jugar a casa de los vecinos, porque es más fácil que propaguemos la infección. Con cuantas menos personas tengamos contacto mejor.

Las personas de riesgo (personas mayores de 60 años, personas con enfermedades de corazón o pulmonares y los diabéticos e inmunodeprimidos) deben estar lo más aisladas posible, mejor si no salen a comprar.

Limpieza en el lugar de trabajo: Si en tu trabajo tienes un mostrador, mesa, ordenador, ratón… limpialo con frecuencia. El coronavirus se inactiva con alcohol (mínimo 70% de etanol), con lejía o con agua oxigenada 0.5% o lejía 0,1%.

Evitar el transporte público y los ascensores. Si se va a coger la Villavesa, conviene leer este artículo con las medidas adoptadas por la Mancomunidad para reducir el riesgo de contagio. Ver aquí. Evitaría también tocar la manilla de la puerta del portal, el botón del ascensor si no puedes ir por las escaleras, la barandilla de las escaleras… Sobre todo, si sales de casa, porque vas a tocar otras muchas cosas (dinero, lo que compres en el súper, el pan…)

No te toques la cara mientras estés fuera de casa, si es imprescindible lávate bien las manos antes. De lo más difícil para mí. No era consciente de las veces que me tocaba el ojo, o me frotaba la frente, o lo que fuera. Pero se puede conseguir.

Toma precauciones al hacer la compra. Te dejo este estupendo artículo de Gemma del Caño para el Comidista donde te da todas las pautas a seguir. Podéis verlo aquí.

No acudas a ningún centro sanitario si no es imprescindible. Te puedes contagiar y puedes contagiar a otros. Mejor contacta telefónicamente primero y te dirán qué hacer.

Tose y estornuda en el codo o en un pañuelo desechable. El coronavirus se contagia a través de las gotitas que emitimos al toser, estornudar o hablar. Estas gotas no viajan por el aire, caen al suelo o a las superficies de alrededor a una distancia menor a dos metros de la persona que las emite. El contagio se da por el contacto de esas gotas con nuestras mucosas (ojos, nariz, boca), bien de manera directa, si estamos lo suficientemente cerca de una persona infectada, o al tocar superficies contaminadas previamente y tocarnos después los ojos, nariz o boca. Así que si alguien ha tosido en el autobús (o en su mano y después se agarra a la barra del autobús, o toca el botón del ascensor…) el que toca esa superficie y después sus ojos, nariz o boca se puede contagiar.

De ahí la importancia de lavarnos las manos a menudo y toser en el codo. Sé que lo de toser en el codo es un cambio difícil (y lo de no tocarte la cara ni te cuento) porque se hace de una manera muy automática, pero me parece una oportunidad de oro para que todos nos acostumbremos a hacerlo así. Porque ahora estamos preocupados por el coronavirus, pero en otras épocas también contagiamos la gripe, o el virus respiratorio sincitial (el responsable de las bronquiolitis de los más pequeños)… Si les enseñamos esto a los niños, y los adultos nos acostumbramos para siempre a hacerlo así y a lavarnos las manos con frecuencia será un avance increíble.

 

 

Infórmate en fuentes oficiales. La OMS, el ministerio de salud y el servicio navarro de salud informan a través de su página web y sus redes sociales. Os dejo enlaces:

Facebook Servicio Navarro de Salud

Información oficial Coronavirus Navarra

Página oficial de la OMS

¿Lo conseguiremos? 

Podemos conseguirlo y confío en que va a ser así, pero tenemos que poner todos de nuestra parte. Aunque sea latoso, aunque te encuentres bien y no le veas el sentido a tanto aislamiento, aunque seas joven y no tengas personas de riesgo alrededor…es importante seguir estas recomendaciones, para conseguir bajar los nuevos contagios y proteger a los más vulnerables. El sistema sanitario está preparado. Creo que no es momento para alarmarse, sino para mantener la calma, actuar con tranquilidad y no dejarse llevar por el miedo, que nunca es buen consejero. Tampoco es justo, ni ganamos nada culpabilizando a determinados colectivos (ya se han visto agresiones a chinos, gitanos… que después pueden ser madrileños, vitorianos o nosotros mismos). Por otro lado tenemos aspectos muy positivos en los que igual no nos fijamos, pero es alucinante que ya tengamos el virus secuenciado, que tengamos pruebas para diagnosticarlo, que la comunidad científica ya haya publicado mucho sobre los pacientes que ya lo han padecido, que se estén haciendo ensayos clínicos con fármacos, que se esté trabajando ya en la vacuna…¡en cuatro meses!

¿Qué les contamos a los peques? 

Y l@s niñ@s ¿qué tal viven el tema? Pues dependerá mucho de cómo se viva en su casa. Ante una situación de incertidumbre es normal tener miedo, no pasa nada. Hay que transmitirles tranquilidad, y animarles a expresar sus sentimientos y a participar de las medidas de protección (lavado de manos, toser en el codo…) Explicarles que ellos no van a tener ningún problema porque afortunadamente este virus prácticamente no les afecta (les da síntomas muy leves). Tampoco nos rompamos la cabeza si les lavamos las manos y acto seguido están chupando algo que han cogido del suelo. No pasa nada, no podemos controlar todo, no hay que agobiarse por eso, ¡pero tampoco no intentarlo! Es difícil, pero si somos persistentes alfinal lo entenderán (o no), pero evitaremos al menos la mayor parte de las situaciones de riesgo.

Os dejo una guía-cuento explicativo que ha preparado Mindheart Kids. Podéis verlo haciendo click en este enlace.

Os mantengo informad@s si hay cambios.

Disfrutad de esa película que hacía tiempo que queríais ver, de las manualidades, los puzzles, lecturas, bailes, ese armario que tenías pensado ordenar algún día… ¡ánimo y búscale la vuelta!

ACTUALIZACION CORONAVIRUS (16/03/2020)

Como veis los acontecimientos se van sucediendo a toda velocidad, el viernes os escribía aconsejándoos no ir a los columpios ni a los bares y el sábado por la noche se declaraba el estado de excepción en todo el país, que nos permite salir de casa sólo para lo imprescindible.

Con respecto a Navarra el viernes por la noche entramos ya oficialmente en zona de “transmisión comunitaria”. ¿Esto qué quiere decir? Hasta entonces para ser considerado como caso sospechoso de COVID19 necesitabas un criterio clínico (inicio súbito de tos, fiebre y/o dificultad respiratoria) y un criterio epidemiológico (haber viajado a una zona de riesgo, o haber tenido contacto con un caso positivo). Como ahora la zona de riesgo ya es la nuestra, se considera que te puedes contagiar en la comunidad y se elimina el criterio epidemiológico.

Se considera caso sospechoso en Navarra cualquier persona que haya comenzado de manera súbita con tos, fiebre y/o dificultad respiratoria. Si ese es tu caso lo que debes hacer es:

No salir de casa y llamar a tu centro de salud. Allí se te hará una primera valoración telefónica y se te informará de las medidas a tomar.
– Si tu centro de salud está cerrado puedes llamar al teléfono de consejo sanitario (948290290).
– En caso de necesitar atención médica urgente llama al 112

También se pueden consultar dudas en el correo electrónico consejosalud@navarra.es.

La estrategia que se va a seguir a partir de ahora es reservar test diagnósticos para los casos más graves, de manera que los casos leves con síntomas se considerarán positivos.

A los casos positivos leves se les recomienda aislamiento domiciliario durante las siguientes dos semanas. Entiendo que genera mucha incertidumbre, puede que esa persona se encuentre muy bien, sólo tenga tos, como ha tenido otras muchas veces a lo largo de su vida, pero es fundamental seguir las recomendaciones. Hay personas con muy pocos síntomas que contagian. Aquí entra la responsabilidad individual de cada uno. Si tienes síntomas no puedes salir de casa. Ni para comprar el pan a la vuelta de la esquina, ni para pasear al perro lejos de otras personas, para nada.

El resto deberemos salir sólo lo imprescindible. Estamos en estado de alerta porque queremos disminuir la tasa de contagios para proteger a la población más vulnerable. Si nos dejan salir a pasear al perro y normalmente lo paseamos dos veces al día no vamos a salir 6 veces porque tenemos excusa para que nos de el aire. O no vamos a ir a comprar 3 veces al supermercado, o a la farmacia… Es un tostón estar en casa sin poder salir, más si tienes niños, pero tenemos que ser conscientes de cuál es el objetivo: disminuir los contagios. El efecto de estas medidas no se va a ver hasta dentro de 1-2 semanas. Se va a reevaluar la situación en dos semanas, y si no hemos avanzado seguiremos así. De manera que tenemos que tomárnoslo todos en serio, porque todos queremos volver a la normalidad, al cole, a poder salir a pasear… Cuanto mejor lo hagamos antes podremos volver a esa normalidad.

No está claro el papel que juegan los asintomáticos en el contagio. En teoría la principal vía de contagio es a través de las personas sintomáticas, pero cada vez se está hablando más de la importancia del contagio a través de los asintomáticos o muy poco sintomáticos. Por eso es muy importante que nos quedemos en casa y cumplamos todas las medidas anteriores

¿Y el ibuprofeno? ¿Hay que evitarlo o no?

Seguramente hayas recibido estos días algún whatsapp advirtiéndote de que el ibuprofeno está relacionado con un aumento de casos graves por COVID19, sobre todo en pacientes jóvenes. La Agencia Española de Medicamentos informa de que a día de hoy ningún dato indica que el ibuprofeno agrave la infección por COVID 19. Se está evaluando a nivel europeo (tanto el ibuprofeno como el ketoprofeno), pero de momento no hay evidencia de que eso sea así. Se recomienda que los pacientes que tomen cualquiera de los dos medicamentos de manera crónica no lo suspendan.

De todas maneras, para tratar la fiebre se recomienda como primera elección el paracetamol, pero no es de ahora, con la gripe también es así, el paracetamol en general es más seguro que el ibuprofeno y resto de antiinflamatorios, que pueden tener más efectos secundarios. Así que como primer antitérmico o analgésico paracetamol, pero si necesitas tomar ibuprofeno, tienes síntomas leves y no tienes contraindicación para tomarlo (úlcera gástrica, HTA, interacción con otros medicamentos que tomes…) puedes tomarlo sin problema.

¿Y si tenías cita médica por otra patología?

Se va a priorizar la actividad de consultas, intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas en función de criterios clínicos. Se informará telefónicamente o por SMS de los aplazamientos si los hubiera, se realizarán algunas consultas de manera telefónica y se garantiza la atención sanitaria en los servicios imprescindibles.

Más información aquí.

Consejos para cuidar la salud mental.

También os propongo una serie de ideas para cuidar nuestra salud mental en estos días tan complicados:

Evitar la sobreinformación: No se vosotros, pero en casa estamos todo el día con el monotema a vueltas, por la organización, por nuestro trabajo, por los memes, vídeos graciosos, mensajes y mensajes sobre el tema, las noticias… Yo en concreto me noto hiperalerta, todo el rato mirando las noticias, los chats del trabajo… Es una locura. Así que me he propuesto no mirar el móvil demasiado. Ayer se lo di a mi hija mayor para que me lo escondiera y no mirarlo en varias horas, ¡me sentó de maravilla! Los niños también necesitan desconectar. Hicimos un horario con nuestras hijas de cómo nos íbamos a organizar estos días en casa. Le dije a la mayor (7 años), igual ponemos un horario para no habar del coronavirus ¿no? Y me contesta con una sonrisa, ¡no, mejor vamos a poner un horario para hablar del coronavirus! Y nos ha puesto que podemos hablar de la 1 de la madrugada a las 8. Nos reímos todos. Está claro que a los pequeños les satura el tema, y les genera inquietud. Así que lo estamos intentando, ¡a ver si lo conseguimos:

Mantener el contacto con la familia y amigos a los que no podemos ver. Nosotros ya hemos instaurado las video llamadas con los abuelos, primos y demás. Nos sienta biena todos y se hace menos duro el encierro.

– Mantener una rutina: los niños (y nosotros) necesitamos unos horarios de trabajo/estudio, juegos, actividad física… Me parece muy buena idea pactar con ellos los horarios, que sea también cosa suya, no algo impuesto.

– Intentar ver el lado positivo: ayer estuvimos hablando de lo que podíamos hacer en estos días (juegos, manualidades, gymkanas, leer…) Se ilusionaron mucho con la idea de compartir un tiempo de juegos y otras actividades con nosotros.

Quería agradeceros de manera especial el “aplauso sanitario”, que os puedo asegurar que nos emociona a todos. Y quiero aplaudir desde aquí e incorporar a ese aplauso sanitario a toda esa gente que está trabajando muy duro para superar esta situación y que igual es menos visible: todo el personal de limpieza, cajeras de supermercado y demás tiendas de alimentación, policía, farmacias. A todos ellos mi agradecimiento. Y por supuesto también a todos vosotros, que os quedáis en casa, que os tomáis esto en serio y seguís las normas a rajatabla aunque os suponga un quebradero de cabeza.

Entre todos podemos. ¡¡¡Mucho ánimo!!!

 

 

Gracias Mai por ese pedazo de artículo.

Y, en nombre de todos los lectores y lectoras, gracias enormes por tu trabajo.

Y ánimo, muchos ánimo con esta batalla. Entre todos y todas le quitaremos la corona a este dichoso virus.

coronavirus

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *