Asturias con niños: conociendo la zona de Luarca

Ayer volvimos de nuestras vacaciones por tierras asturianas. Y antes de que mis sensaciones y experiencias empiecen a evaporarse, que me conozco y mi cabeza es como un colador, voy a dejarlas por escrito en un bonito post. A modo de bitácora y por si os inspira para vuestra futura escapada. Qué bonita es Asturias.

asturias con niños

¿El már cantábrico para los peques?

Lo primero primerísimo, deciros que si estáis dudando en ir al mar cantábrico con niños pequeños y uno de los motivos que os echa para atrás es el tema de “lo fuerte que está el mar” o “lo fría que está el agua”, deciros que os olvidéis de eso, luego os cuento por qué. Si es por el tema del clima ya es más complicado. Pero deciros que 22 grados con solete en pleno julio es un diazo estupendo de playa. Palabrita de friolera que a la mínima brisa me pongo la camiseta.

Y si el día sale fresquete o lluvioso, Asturias tiene una gran cantidad de planes estupendos para disfrutar en familia.

En este post os voy a contar las playas y pueblos que visitamos, las excursiones que hicimos, las que nos dejamos sin hacer y 20 planes más para hacer con peques en Asturias.

Dos playas preciosas en la zona de Luarca. Una de ellas estupenda para los peques.

La zona de Luarca fue nuestro destino concreto en Asturias, en concreto una pequeña aldea de 12 casas en medio de verdes montañas y rodeados de gatos, vacas y hórreos. Un oasis perfecto para desconectar en estos tiempos de mascarillas y distancias sociales. Y para respirar aire y silencio. La casita de la aldeita tenía pegado un mini parque con dos porterías así que os podéis imaginar la felicidad de mis dos hijos.

Playa de la Cueva

Físicamente visitamos tres playas aunque virtualmente fueron varias más. Y definitivamente nos quedamos con la Playa de la Cueva.

asturias con niños

Mar, río, arena, piedras, palos, rocas, cuevas, pocitas y piscinas en bajamar, vigilancia, chiringuito…. Por poner una pega, los socorristas nos dijeron que el mar en esa playa solía estar bandera roja y amarilla, que muy pocas veces estaba verde. Pero nuestra experiencia fue que de cuatro días, uno estuvo roja, uno amarilla y dos verdes. ¿Suerte quizás?

No obstante, si nos encontramos bandera roja, siempre podemos bañarnos en el río o en las piscinas que deja la bajamar. En algunas de ellas hasta llegaba a cubrir. Os aconsejo de todas formas que consultéis antes de elegir playa la información de las banderas en la web 112asturias.

asturias con niños

Volviendo a la playita, deciros que esta playa es entretenimiento absoluto, además de preciosa. Os enumero todo lo que nos ofreció:

  • Exploramos cuevas: la parte derecha tiene 4 o 5 cavidades rocosas.
  • Surfeamos: en la playa desemboca el río Esva y tiene tres tramos diferenciados: la primera parte se asemeja más a un lago, ideal para nadar si la bandera está roja. La segunda parte es un río ya menos profundo donde poder refrescarse y jugar. Y la tercera, ya cerca de la unión con el mar, es la parte donde mis hijos estuvieron como ratones surfeando en sus corrientes. Es poco profunda pero el agua corre rápido por lo que mis hijos la gozaron con sus tablas. Aviso que aunque no cubra no hay que relajarse, que en algunos momentos del día la corriente iba fuerte y si son pequeños pueden llevarse un susto.

asturias con niños

  • Jugamos: tiene arena, piedras y palos, por lo que las posibilidades de juego se multiplican. Castillos, hogueras, lanzar palos a la corriente y atraparlos, practicar chipi-chapa en la zona trasera del “lago”…. Imaginación al poder.
  • Nos bañamos en piscinas: las mareas bajas dejan un espectáculo precioso y la zona se llena de pozas y piscinas. Es curioso porque cada día que fuimos el escenario era diferente y el tamaño y profundidad de estas pozas iba cambiando. Esta parte es perfecta si tienes bebés o peques que no saben nadar porque pueden jugar con el agua sin ningún peligro de nada. Mis hijos disfrutaron un montón.
asturias con niños

Hugo en su piscina privada

  • Pescamos quisquillas y pececillos: en estas pozas que os comentaba se quedan atrapados animalitos marinos, y mis hijos estuvieron horas jugando a pescarlos y observándolos en el cubo, antes de dejarlos, con una pena terrible, de nuevo en el mar. (Luca quería adoptar a un pececito verdoso al que llamó Colt).

asturias con niños

Consejos: compra unos escarpines para poder caminar por las piedras o verás las estrellitas. Y si tus peques son frioleros con el agua, un neopreno no está de más. Mis hijos los primeros días no se los quitaron. Aunque tengo que decir que me sorprendió la temperatura del agua, porque no me pareció para nada fría para tratarse del Cantábrico.

 

Playa de Otur

Esta es la segunda playa que visitamos físicamente. Un arenal muy extenso de arena de dos colores que nos dijeron que solía estar más masificada que la de la Cueva, pero no puedo opinar sobre ello porque el dia que fuimos estaba nublado y había poca gente.

asturias con niños

Esta playa nos gustó mucho por su extensión y su gran cantidad de arena. Pero cuando intentamos volver, las banderas rojas nos enviaron de nuevo a la Cueva. Porque Otur no tiene río por lo que si hay bandera roja, complicado lo del baño. El día que fuimos estaba en marea baja y encontramos una poza con agua bastante profunda. Las fotos dan fe de ello: el pequeño tirándose de bomba y el mayor practicando snorkel.

La playa es espectacular, así que si la pillas en bandera verde, es una estupenda opción para un día de playa.

Playa de Cadavedo

La playa de Cadavedo la visitamos un día fresco y ventoso. Y no se si fue el día grisáceo o la playa en sí, pero no nos gustó. Según los socorristas, es la mejor playa teniendo peques por su buen estado de la mar pero mi visión fue una playa de piedras, sin río y con mucho olor a mar (algas).

Playa de la Vallina

Esta playa no es “apta” para un día de playa, sino el plan perfecto para un día de excursión, que fue lo que hicimos por aquí.

asturias con niños

Y no es apta porque para llegar hasta la orilla hay que hacer una caminata por un sendero cuesta abajo de unos 15-20 minutos. No me imagino el camino con dos niños pequeños, la sombrilla, las tablas y los demás bártulos caminando un día de sol. Y menos subirlo!

asturias con niños

Para nosotros fue nuestro plan en una tarde nublada. El camino es bonito y muy cuesta abajo (y luego muy cuesta arriba) y al llegar a la playa encuentras una estampa de fotografía con un viejo molino y un arroyo con una cascadita. La playa ese día estaba desierta y el mar estaba fuerte y, aunque en su día la excursión no nos pareció espectacular, guardo muy buenas sensaciones de ese rato de soledad familiar en ese paraje tan virgen.

Playa del Silencio

Esta es una de las que visitamos virtualmente y nos gustó. Una playa de piedras, con aguas cristalinas perfectas para practicar el snorkel. Nos quedamos con ganas de conocerla!

Cabo Busto: para ver atardecer.

Me lo habían recomendado cuando pedí consejos sobre qué visitar en Instagram (pompaeli_pamplona) y deciros que me pareció espectacular.

cabo busto

Un paisaje con acantilados de infarto y donde hay que agarrar fuerte de la mano a tus hijos porque hay alguna zona sin vallas. Fuimos a ver atardecer y nos encontramos una zona verde con merendero donde comimos agusto el bocadillo y unos pistachos mientras observábamos la preciosa puesta de sol.

asturias con niños

Hay un sendero para hacer una ruta de unos 8 kilómetros (os dejo el link aquí), que lo dejamos pendiente para la próxima visita a Asturias (volveremos pronto!).

asturias con niños

Y la pastelería de Cabo Busto (pastelería Cabo Busto) tiene fama y me la recomendó una seguidora asturiana pero el día que fuimos por ahí estaba cerrada. Resulta que tiene unos horarios rarísimos (y también un instagram que te hará salivar).

Hoces del río Esva: una excursión bonita

El martes salió nublado y con 19 grados así que pensamos que era el día perfecto para hacer una excursión, que ya teníamos ganas de verde. Dudamos si hacer las Cascadas de Oneta o las Hoces del río Esva, pero la cercanía de este último fue lo que hizo que nos decidiéramos.

asturias con niñosLa ruta son 18 kilómetros y pasa por varias zonas pobladas, por lo que tienes la posibilidad de empezar la caminata en diferentes sitios. Por aquí no habíamos estudiado mucho la excursión y nos dejamos guiar por google maps. ¿Error o acierto?

La flecha del móvil nos llevó hasta Ese de Calleras. 40 kilómetros por unas carreteras estrechitas, con curvitas, entre aldeas, praderas y muchas pero que muchas vaques. Mis hijos no se marean pero temí por ello. Vaya carreteritas en la Asturia profunda. No se si las demás opciones de comienzo de ruta son menos “tortuosas” pero, una vez conocido el trocito que hicimos de sendero y viendo fotos de las demás opciones, creo que volvería a repetir el viaje.

Aparcamos el coche en un aparcamiento pequeño que hay antes de llegar al pueblo Ese de Calleras (viniendo desde Tineo). Unos carteles señalan dos rutas: las curvas del gato y las hoces del río Esva. A por ellas!

asturias con niños

El paseo es precioso. Pero no del todo fácil. Las cuestas son pronunciadas y está llena de pasarelas y escaleras. Mis hijos disfrutaron mientras yo caminaba ahogada. Todo lo que sea subir y bajar les mola. Y además vimos un escarabajo gigantesco y enseguida el río se convirtió en compañero, que los ríos siempre nos alegran las excursiones. Y encontramos esa explanada bonita para comernos unas patatitas y jugar con las piedras y las corrientes.

asturias con niños

Y vuelta!

Os dejo la reseña de “Mi familia viajera” aquí.

Cudillero y Luarca: conociendo los pueblos más bonitos de la zona.

No teníamos muchas ganas de mascarilla y andábamos evitando un poco aglomeraciones. Pero al final nos animamos a conocer estos dos pueblecitos. Seré breve y empiezo con el que menos nos gustó.

Luarca: tiene un puerto pesquero bonito que me recordó un poquito al de San Sebastián. Callejeamos un poco por sus calles, pero con el objetivo de buscar una farmacia para curar las rozaduras de Luca en los pies por culpa de los escarpines (si os pasa, apuntad crema cicatrizante Lusan). Cenamos algo que no os contaré porque es sacrilegio estando en una zona pesquera, tomamos un helado y a casita.

asturias con niños

Cudillero: Cudillero nos gustó muchísimo más! Un pueblo de calles estrechas, muy muy estrechas en algunas zonas, situado en una colina y llena de escaleras.

asturias con niños

A mis hijos les encanta lo de perderse por esos laberintos por lo que estuvimos una hora sube-baja. Se empeñaron en subir a un mirador y allá que fuimos, siguiendo el rastro pintado en el suelo del pez azul. Perdí la cuenta de las escaleras que subimos porque el dolor de mis muslos boicoteó mi aritmética mental (Nota: ponte en forma este verano). Las vistas desde arriba muy preciosas, pero lo bonito de este pueblo realmente es callejearlo y deleitarse con los detalles.

Muja: el museo de los dinosaurios de Asturias

Me lo habían recomendado y yo lo tenía desde hacía un par de años en mi mente. Y la casualidad quiso que paráramos a comer en el camino de ida en Colunga, un pueblo casualmente a 5 minutos de este museo del Jurásico. Aunque teníamos ganas de llegar a nuestro destino, no pudimos desaprovechar la oportunidad y allá que fuimos.

Os cuento con total sinceridad nuestra experiencia: el museo tiene una parte exterior gratuita que está llena de figuras a tamaño real preciosas, donde hicimos miles de fotos.

asturias con niños

No teníamos intención de entrar en el interior, que es de pago, pero Luca se empeñó así que entramos. Flipó con un esqueleto enorme de dinosaurio y con un vídeo de una recreación de lo que fue el impacto del meteorito en la tierra. En bucle lo vio tres veces, y le dejó tan impactado, que lo tuvimos dos días con miedo a que nos cayera uno encima.

asturias con niños

Pero con sus 5 años enseguida se aburrió y quiso salir.  Quizás si hubiéramos pillado la visita guiada la cosa hubiera cambiado, no se.

De todas maneras, la parte de fuera es preciosa. Muy recomendable si tenéis peques que adoren a estos seres prehistóricos.

Os dejo la web aquí.

(Y si os interesa el mundo dinosaurio, echa un vistazo al post que escribí sobre “7 sitios que visitar si tu peque adora los dinosaurios” aquí.)

Y más planes familiares para hacer en Asturias

Íbamos con una lista inmensa de planes que hacer y sitios que visitar. Pero tuvimos tanta suerte con el tiempo que la playa era la mejor opción. No hay problema con eso, ya tenemos la excusa para volver.

  • Cascadas de Oneta: un paseíto fácil de 3 kilómetros para disfrutar de la naturaleza y de dos bonitos saltos de agua. Podéis ver la información en la página turismoasturias.es.
  • Parque de la Vida: en Luarca encontramos este espacio que es un centro de recuperación de animales pero también ofrece varios recorridos didácticos para conocer la vida material y el medio ambiente. Aunque me lo recomendaron varias veces, no quisimos ir porque nos pareció que era bastante interactivo y a mis hijos les encanta tocarlo todo. No me parecía el mejor plan en estas circunstancias y pasaba de estar persiguiendo a mis hijos con el bote de gel hidroalcohólico cada vez que tocaran algo. Lo dejamos para otro año donde estemos Covid-free. Os dejo la reseña de Sapos y Princesas.
  • Merendero Molino del Alba: un plan que nos dio pena, mucha pena no hacer, pero lo teníamos a hora y media en coche. Demasiado. En este merendero los peques pueden pescar sus propias truchas, que luego te puedes llevar a casa o te las cocinan ahí mismo. Mis peques no han pescado y se morían de ganas, pero me da que lo de luego comernos el pez no les hubiera molado. Me veía convenciendo al pequeño de por qué no es buena idea tener 5 truchas de mascotas. Podéis visitar aquí su web.
  • Senda del Oso: otro plan que nos dejamos en el tintero. Una antigua vía verde para hacer en bicicleta y poder llegar a una zona donde observas a los osos en su hábitat. Hay varias empresas que se encargan de alquilarte bicicletas, tándems, carros. (Nota: leímos que la senda está descuidada y las vallas en mal estado, habiendo provocado varios accidentes. La iban a arreglar en Semana Santa pero con el tema del Covid no se cómo habrá quedado el asunto).

Podría ampliar la lista con planes y más planes. Asturias da mucho de sí. Mucho.

Acabamos de volver y ya tenemos ganas de ir otra vez!

Muy muy pero que muy recomendable!

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *