Planes originales para la Semana Santa durante la cuartentena

Ha llegado la Semana Santa,  y en casa sin poder disfrutarla…. o si? Al mal tiempo buena cara así que vamos a intentar pasar buenos ratos y que la “depre” no nos pueda, si? Os voy a dar unas cuantas ideas para la cuartentena, que seguro que andáis escasos de ellas!! (Anda, que vaya aluvión de propuestas tenemos. Y encima vengo yo y os añado unas cuantas más).

Esconder bombones por la casa

Quizás no tengas la tradición de esconder huevos de chocolate de pascua para que los peques los encuentren. Por aquí empezamos hace dos años y como no hay dos sin tres…. esta semana toca esconder bombones!

Os quería haber dado una opción casera improvisada por mí misma para hacer bombones pero…..ejem. Digamos que los bombones están ricos. Pero son feos, que vale que el aspecto físico no importa, pero también son pringosos (por lo tanto no aptos para esconderlos debajo de una almohada). Aun así, os dejo la receta, que a mis hijos (y a mí) nos encantaron!

Para que el juego sea largo y no tengan sobredosis de azúcar (o pelea para conseguir que no se coman todos de golpe), podéis esconder por casa huevitos pequeños hechos con otro material, plastilina por ejemplo. En casa los hacemos con arcilla polimérica (fimo) pero imagino que la mayoría no tendréis.

Para buscarlos se puede animar el juego con pistas acertijo. Esto les encanta! Si son pequeños y no saben leer o interpretar un dibujo, también funciona el “frío-caliente”.

Receta bombones “chapuceros”

Chapuceros o “guarros”, en honor a la receta inspiradora. Porque estos bombones son una adaptación de la tarta guarra de Nutella (mi tarta preferida, de hecho la única que como, que soy antitartas. O más bien anticremas, antinatas, antimerengues, que creo que es una fobia a la textura más que al sabor. Hace poco leí que esto tenía un nombre. Uy, que me voy! Volvamos a la receta).

Ingredientes: galletas, mantequilla y chocolate o nutella. Fácil, no? Las galletas pueden ser tipo digestive, y si no tenéis valen también las tipo maría, de hecho yo utilicé ambas y las dos estaban ricas.

Elaboración: trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla. ¿Y en qué proporción? Dependerá de la cantidad de bombones que queramos hacer (para los de la foto creo que sumaban entre digestive y maría unos 150 gramos). Así que primero tenemos que pesar las galletas y entonces calcular la cantidad de mantequilla con la siguiente regla de tres:  250 gramos de galleta-100 de mantequilla. Es decir, si tengo 150 gramos de galletas utilizaré de mantequilla (150*100)/250. Es decir, 60 gramos.

La mantequilla es mejor que esté a temperatura ambiente, pero si no os habéis anticipado (como me suele pasar a mí) no hay problema, solamente nos costará un poco más de esfuerzo mezclarlo todo. Porque ese es el siguiente paso: triturar las galletas (con el vaso de la batidora quedan estupendas) y mezclarlas con la mantequilla hasta hacer una maseta consistente. Para saber que habéis llegado al punto correcto, la galleta no se debe desmenuzar. Si no lo conseguís, añadid un poquito más de mantequilla. Una vez tengamos todo mezclado haremos bolas tamaño bombón. En mi caso hice dos tamaños, uno para meter en el molde de bombones y otro para simplemente bañarlo con chocolate.

Si la mezcla está muy blanda la meteremos un ratito en el frigorífico (ay que ver lo precisa que soy dando recetas).

Una vez tengamos las bolas hechas, las metemos otro rato en la nevera para que terminen de endurecerse. Si puede ser 4-5 horas mejor. Una vez pasado ese tiempo, solo queda añadirle chocolate. Se puede hacer con chocolate derretido o nutella derretida (al baño maría). Si tenéis molde genial pero si no no pasa nada. Y a la nevera otro ratito para que el chocolate endurezca.

Aquí os dejo el resultado. Ya lo anticipaba. Son bombones “chapuceros”. Peeeero están riquísimos y mis hijos literalmente los devoraron.

Eso sí, estos se “derriten” con facilidad, así que si los vais a utilizar para esconderlos por la casa, envolvedlos antes. Y quizás vendría bien congelarlos para la ocasión. Son pringosotes.

Jugar un escape room online

¿Hacemos un escape room? Pues sí! Gratuitos y virtuales, os dejo una selección de unos cuantos escape rooms para hacer desde casa. No todos son aptos para niños pero he encontrado dos que sí lo son:

+* Toda una vida: escape room familiar. Joe y su familia han vivido siempre en su bonito barrio. Joe es muy mayor y está ahora en el hospital porque ha tenido una caída. Mientras su familia llega para visitarle, rememora toda su vida con nostalgia y también mucho agradecimiento a sus seres queridos. (La verdad es que la temática me parece un pelín peliaguda según las situaciones que tengamos en casa. Tampoco se cómo se desarrolla el juego así que no se cómo está enfocado el tema). Os dejo el enlace aquí.

* Covid-19: un escape room enfocado para niños donde el famoso virus es el protagonista. Se trata de montar un laboratorio en casa para ayudar a acabar con el virus. Os dejo el link.

* Los demás no tienen pinta para niños pero igual hay alguno apto y se me ha pasado. Os dejo en enlace a toda la recopilación para que los veáis todos.

Hacer manualidades “temáticas”

Está de moda pintar huevos y las manualidades suelen ser una actividad que a los peques les gusta (menos a mi hijo pequeño, agrrr). Os dejo un pantallazo para que os inspiréis. No son ideas ni fotos mías, son cogidas de internet y no recuerdo de dónde (así que si alguien ve su trabajo aquí puesto sin su permiso que me escriba y le etiqueto sin problema!).

Me encantan las tres propuestas de abajo: pintar con esponja, pintar con un corcho y pintar con patata. Creo que yo me voy a decantar por estas dos últimas. (Nunca decaigo en mis ánimos para que Luca se convierta en un amante del craft, je. Quién sabe, igual una patata despierta sus instintos creativos).

Hacer helados saludables

Si eres de los que ha ido al súper y no has podido conseguir tu kilo de harina no te preocupes. En vez de magdalenas y bizcochos podemos animarnos a hacer helados con los peques. De sandía, de melón, de mango, de fresas… Hace un tiempo mi amiga Mai escribió este post para Pompaeli contándonos su experiencia.

Entonces, ¿cambiamos harina por limones?

Os dejo el link (pinchad en la imagen):

helados saludables

Brainstorming de ideas

Lo he dicho antes, seguro que no las necesitáis, que de ideas vais sobrados y lo que os falta es tiempo para poder hacerlas. Peeero, este post va de eso así que aquí va mi tormenta de ideas!

Una acampada: por aquí la hicimos y fue un éxito. Te lo conté en el anterior post junto con dos ideas más.

Pijamada: si no hay tienda de campaña, no importa! La cosa va de dormir juntos, arripiñados y en el santo suelo. Así que a llevar los colchones al salón, preparar una buena peli y a dormir juntitos. Este plan lo hicimos el fin de semana pasado. Ellos querían repetir la acampada pero el tema de la tienda, los sacos y tener la mesa del comedor inutilizada todo el finde (tuvimos que desayunar, comer y cenar en la mesita de camping) era demasiado tinglado para repetirlo en tan corto espacio de tiempo.

Un buen juego de mesa: en casa no paramos de jugar. No os miento si os digo que llevaremos más de 100 partidas al Virus. Si no lo tenéis os lo recomiendo totalmente! Juego de cartas rápido (no más de 10 minutos por partida), entretenido para todos y muy muy apropiado para este tiempo. Puedes comprarlo en Masmarco, que si no lo sabes están haciendo envíos en 24 horas (apoyemos al comercio local). Y Murazpi no se si lo tendrá, pero también prepara pedidos y aquí podéis aprovechar para haceros con surtido de manualidades, si habéis agotado ya los pegamentos y las témperas.

También estamos jugando al Catán Junior, a los Desafíos de la Naturaleza, al Sushi Go y al juego de la Liga (de este yo me descuelgo siempre, qué pereza me da el tema fútbol!).

En el post que os he citado antes os enlazaba también a unos juegos descargables gratuitos, que han liberado especialmente para la cuartentena. Os dejo de nuevo el enlace aquí.

Y aquí van nuestros planes de estos últimos días: Arrastrarlos sobre una manta por el pasillo, plantar una lenteja, jugar al escondite, abrazarnos, bailar, hacer el brutote sobre la cama, hacer bombones, abrazarnos mucho, pintar juntos, hacer coreografías, dejar que te arrastren a tí por el pasillo, abrazarnos mucho más, analizar chinches y mariquitas en la terraza, jugar partidos de baloncesto, hacer guerra de calcetines-bola,  saltar a la goma al ritmo de anclas, clas, palanclas, clas, volver a abrazarnos más fuerte…

¿He dicho abrazarnos?Pues eso, cariño del abundante es lo que necesitamos todos en estos días.

Os mando un abrazo a todas y todos los que seguís por aquí.

(Que sepáis que Pompaeli sigue activo en la sombra y estoy preparando unos post que verán la luz cuando acabe el confinamiento. Y vendrán con mucha luz!).

Nos vemos prontito por las calles. Ánimos miles para tod@s!

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *