Al rico helado: recetas de helados saludables para hacer con los peques

Septiembre ha llegado así que es me parece un momento estupendo para contaros (bueno, realmente yo no, mi amiga Mai) unas cuantas recetas saludables de helados y polos para hacer y saborear con los peques.

POLOS CASEROS NIÑOS

¿Y por qué es un momento estupendo si el verano ya ha pasado?

  • Respuesta 1: Pues por eso, porque nos cierran los kioskos y nos tenemos que buscar la vida.
  • Respuesta 2: Porque el helado es perfecto para no pasar frío en invierno. Que eso nos decía mi padre: “Hay que acercar la temperatura del cuerpo a la del ambiente para no pasar ni frío ni calor. Así que en verano hay que tomar café caliente y en invierno helados” 🙂
  • Respuesta 3: Porque mi amiga Mai, la creadora de las recetas y del post, ha estado tooodo el verano probando y perfeccionando las recetas con sus hijas, que no penséis que os estamos recomendando cualquier cosa. Que son las recetas de mi amiga Mai, la que os presenté el mes pasado con el tema de las cremas solares (link por si te lo perdiste), la más saludable de la cuadrilla, la que más se cuida y menos azúcar come y que hoy nos quiere contar sus mejores recetas y trucos para hacer postres fresquitos y sanos con los peques.

No veo el momento de empezar a probarlas todas. Os dejo con ella!

 

Al rico helado! (Por Mai)

¡Al rico helado!

Me resisto a creer que se acaba el verano y ya hemos empezado el cole, con lo que hemos disfrutado del calor, del aire libre, de la piscina, los días de playa, los paseos por el campo, de no tener que levantarnos todas las mañanas con el corre-corre…

Este verano, además, hemos perfeccionado nuestra vena heladera. Antes teníamos siempre en verano mini-helados comerciales en el congelador (cornetos o magnum pequeñitos), para comer de postre, o a media tarde, o cuando nos apeteciera un capricho. Pero hace ya un par de años que los cambiamos por helados de frutas, que hacemos en casa, sin azúcar añadido, mucho más sanos y ¡que están buenísimos!

Las pequeñas disfrutan como locas en la preparación, los prueban antes de meter en el congelador y opinan si le falta esto o aquello, se les ocurren ideas de helados nuevos que ponemos en práctica con resultados dispares (tenemos nuestra libreta de “este helado no funciona”), y no quieren más que comprar frutas de todo tipo y experimentar.

Como aún quedan unos días de calor os dejo nuestras recetas. Algunas son de polos y otras de helado que hacemos en la batidora. Para los polos tenemos unos moldes de silicona reutilizables, y compramos palitos de más. Así puedes hacer una tanda, guardarlos en un tupper o en una bolsa zip de congelador y hacer más, que viene muy bien si tienes gente en casa a comer, merendar…

3 RECETAS DE POLOS RICOS Y SALUDABLES(cantidades para 4 polos):

  • Sandía mojitera: 

Ingredientes: 1 rodajas de sandía grande, el jugo de medio limón, 6-7 hojas de hierbabuena picadas finas. (Este en casa nos gusta más a los adultos que a los niños)

helados sanos

  • Melón con albahaca

Ingredientes: 2 rodajas de melón, el zumo de medio limón, 3-4 hojas de albahaca picadas finas. De los favoritos de mis hijas. 

recetas saludables helados niños

  • Mango con melón y limón

Ingredientes: medio mango, una rodaja de melón, el zumo de medio limón. 

 

Para todos los polos: bates los ingredientes con la batidora, lo metes en los moldes y ¡al congelador!

recetas helados niños

Consejos para la elaboración de los polos:

– Prueba la mezcla antes de meterla en los moldes. A mí me encanta el limón y me parece que le da chispa a los polos, pero si no es tu ingrediente favorito, puedes poner menos limón (lo mismo con las hierbas), probarlo, e ir añadiendo más si te parece.  

– Para no andar comprando albahaca o hierbabuena, en el balcón tenemos una planta de cada y les damos mucho uso.

– También puedes hacer los polos de una fruta sólo. Antes hacíamos polos sólo de melón batido, o de sandía batida, que también están ricos. O si son frutas con menos agua tipo melocotón o paraguayo puedes mezclarlas con agua, o con melón.

– La fruta tiene que estar dulce y en su punto. Si pones un melón sosaino o un melocotón pasado no te van a salir muy ricos.

-Si te vas a lanzar a experimentar ideas nuevas, sobre todo si son arriesgadas, te recomiendo que hagas poquita cantidad y utilices una cubitera. Le puedes poner un palillo a cada cubito y ya tienes un mini-polo para probar.

 

CÓMO HACER RICOS HELADOS (SIN HELADERA)

Para hacer helados necesitas algún ingrediente que aporte cremosidad. Mi favorito es la leche de coco. Pero también puedes utilizar plátano o aguacate congelados. 

Los helados los hacemos batiendo en el momento fruta congelada con leche de coco congelada. La leche de coco la congelo en cubitos previamente, y la fruta la lavamos, secamos, partimos en trocitos y congelamos en un tupper o en una bolsa zip. De cantidad más o menos ponemos mitad de leche de coco y mitad de fruta. Un ratillo antes de tomar el helado sacamos ambas cosas del congelador y batimos justo antes de servir. 

RECETAS HELADOS NIÑOS

¿Qué frutas utilizamos?: fresas o frambuesas o mango (mis tres favoritos). También melocotón, ciruelas, paraguayo…

Si quieres les puedes añadir algún topping. En casa triunfa el coco rallado y el chocolate rallado (utilizamos el de 85% cacao). También puedes utilizar frutos secos picados (avellanas o almendras tostadas le dan un toque crujiente muy rico).

 

PLÁTANOS RECUBIERTOS DE CHOCOLATE

Ingredientes: 3 plátanos grandes maduros, 80 gr de chocolate 85%, 100 ml de nata para montar, almendra picada o coco rallado. 

Instrucciones: cortas cada plátano en 3 trozos de tamaño similar. A cada trozo le pones un palo de brocheta (yo los parto por la mitad y uso uno para cada dos trozos de plátano) y los metes al congelador en un tupper o en una bolsa zip mínimo 20 minutos. Mientras tanto calientas la nata y fundes en ella el chocolate. Preparas en un plato la almendra o el coco. Sacas los plátanos del congelador, los rebozas en el chocolate e inmediatamente después en la almendra o en el coco rallado. Se pueden comer en el momento -una vez que se ha endurecido el chocolate- o volver a meterlos en el tupper o la bolsa zip y dejarlos en el congelador para comerlos en otro momento. Aunque tienen tanto éxito que no suelen durar mucho. Estos sí tienen algo de azúcar añadido (el del chocolate), pero es una cantidad muy pequeña. 

POSTRE PLATANO Y CHOCOLATE

 

Y hasta aquí nuestras recetas. Espero que septiembre aún nos regale días de calor y podáis aprovechar para poner en práctica alguna de ellas.  

¡Que aproveche!

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *